Estas en casa, aburrido, sin saber muy bien que hacer… llamas a amigos, pero nada, trabajo, niños… no hay manera de poder amenizar la tarde.
Los minutos y horas pasan y sigues viendo programas aburridos de la tele, y exclamas; ¡No puedo mas!

Te pones manos a la obra y buscas en internet alguna actividad que puedas hacer solo, te fijas en los masajes eróticos y buscas; “masajes eróticos en Barcelona” y… ¡nos encuentras! no sabes muy bien que hacer, ¿llamo?, al final te decides y te pones en contacto, ¡Hola! ¿Sagues51? – Si, en que puedo ayudarte… – Mira soy nuevo en esto de los masajes eróticos, y me gustaría probar, me han hablado de ello y puede ser una buena experiencia… – Si, Claro, ¿cuando quieres venir? – Pues me gustaría ir ahora – Te hacemos un hueco, vente en media hora. – Ok ¡Gracias!

Bien, ¡ya tengo algo que hacer con buenas perspectivas! te encaminas hacia el centro, algo nervioso, te imaginas como será, si no será dinero mal gastado… llegas a la puerta, respiras hondo y entras.

masajes tantricos

¡Hola! he llamado hace un rato, no se si he hablado contigo por teléfono… – Si, Hola, Pasa…- te explican cuales son los masajes que se pueden aplicar y finalmente te decantas por el NURU, tiene buena pinta y posiblemente sea una gran experiencia. Pasas a una sala individual, muy bien acondicionada, con duchas de hidromasaje y muy limpio, – Piensas: “me gusta”-

Se abre la puerta y aparece una chica encantadora -Hola, ¿que tal estas? ¿dispuesto a relajarte conmigo?- Un tanto tímido, respondes: Si, Claro-

Os metéis en la ducha y la masajista empieza a masajearte, – tranquilo, estas en buenas manos, te dice – te dejas llevar y empiezas a sentir buenas sensaciones, buenas vibraciones, después de la ducha salís a la sala y te tumbas en la camilla, al ser un masaje NURU la masajista empieza a masajear tu cuerpo utilizando el suyo, te aplica los mejores aceites y aromas. Cierras los ojos, las sensaciones afloran, tu mente se despeja y tu ansiedad empieza a desaparecer, de repente te das cuenta que tu relajación es absoluta, el erotismo del masaje te hace sentir el cuerpo de la masajista y te encanta…

Finalmente, la masajista te susurra, -Ya esta, hemos terminado, ¿que tal te encuentras?- le regalas una sonrisa, y respondes: ¡muy bien! muchas gracias, ha sido una gran experiencia, volveré seguro, he conseguido desconectar y me has trasmitido sensaciones que no pensaba sentir aquí, ha sido muy agradable.

Si te gustó el post y quieres venir a vernos, aquí estamos, esperándote ¿te animas?.