¿Tus relaciones sexuales han caído en la rutina? ¿no consigues excitarte como antes? ¿el aburrimiento te invade? no te preocupes, esto es normal, con el tiempo vamos cayendo en la rutina y no usamos ni el tiempo recomendado a nuestras relaciones de pareja, ni las técnicas necesarias para que surja de nuevo la pasión.

Te recomendamos tomártelo con calma, sin prisas, acompañado de música relajante y algún perfume que os guste a ambos, a partir de aquí vamos a explicarte cómo puedes enfocar los preliminares, basados en los masajes, antes de que vuestros cuerpos se fundan en uno solo.

Preliminares con masajes sensuales

Cualquier relación se basa en gran medida en el tacto, ya sea con caricias, abrazos o masajes sensuales, en este sentido te recomendamos empezar por un masaje en los pies, muy lento, súper leeeentoooo, e ir subiendo por las piernas hasta llegar a los genitales, recuerda que cuanto más tiempo tardes (sin pasarte) mas excitación generarás, una vez allí usa tu cuerpo para masajearlos, sin masturbación ni penetración, y a la vez masajea con las manos el pecho, cuello y cabeza de tu pareja, ayúdate siempre de aceites balsámicos o aceites específicos para masaje, las sensaciones que generarás en tu pareja serán extraordinarias, la excitación sexual y la pasión aparecerán de repente uniendo vuestros cuerpo en un solo ente, os sentiréis en una burbuja, solo existiréis vosotros dos, nada más.

Podéis ahondar más en técnicas de masajes como el masaje Nuru, un masaje aplicado directamente con el cuerpo, no solo con las manos, las sensaciones de este masaje son realmente eróticas y placenteras, os lo recomendamos. 😉

masaje erotico

Masaje en la oscuridad

Este tipo de masaje no tiene que ver nada con el anterior, el cual se aplica en la cama o en algún lugar tranquilo. Aquí la cosa cambia, tu eres quien toma la iniciativa, te acercas por detrás, apagas la luz, asi los sentidos se disparan mucho más, si es posible de pie, acaricia sus hombros, aparta el pelo y suavemente besa y masajeas su cuello, ¡hazle ver que estas excitado! muy lentamente masajea su cintura, ¡no dejes que se de la vuelta! coge sus brazos y súbelos hasta ponerlos detrás de tu cabeza, masajea muy lentamente sus pechos mientras acaricias nuevamente con tus labios su cuello, empezarás a sentir como tu pareja se empieza a excitar, lo notarás en su respiración y en la temperatura de sus mejillas (haz la prueba y tócalas verás…) a partir de aquí deja que ella participe y ¡viola! ya tenéis un preliminar basado en la exploración del cuerpo para probar.

Podéis usar hielo, pequeños soplidos, mordiscos o roces sensuales… os aseguro que si lo haces bien, con calma y sin prisas, harás pasar un rato inolvidable a tu pareja y por supuesto tu mismo lo pasarás en grande.

¡Haréis un equipo ganador!

Resumiendo, los masajes tienen una gran fuerza terapéutica, pueden ayudar y mucho a mejorar las relaciones sexuales, pero también a aprender a mimar a otra persona y saber tratarla. Los masajes buscan no solo el placer físico sino también el placer mental, quizás más importante…

En Sagues 51 no ofrecemos SEXO, solo te damos estas pautas para que puedas utilizar ciertas técnicas de masaje con tu pareja.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone